30 de julio de 2014

Helado de cereza & bomba de chocolate Caliente



Hoy os traigo un helado, pero no un helado sin más.

Si mezclamos un rico, frío y refrescante helado de cereza con una croqueta caliente de chocolate, llegamos a este postre, que si os soy sincera me ha encantado y sorprendido, muyyyyyyyy gratamente.

Todos estamos de acuerdo que el chocolate combina perfectamente con los frutos rojos, pero si estos están en forma de cremoso helado , el contraste con la bomba de chocolate caliente envuelta en su cobertura de crujiente galleta, ya es el sumum del placer.

De veras esto hay que probarlo para apreciar las mil sensaciones que nuestro paladar puede percibir.
Ni me atrevo a describirlo con palabras, no es lugar ni momento, so pena que este post pase a ser un
Best Seller, tipo " 50 sombras" y la verdad que esa no es mi intención.

Por lo tanto, dicho lo anterior y el que avisa no es traidor, si os decidís a probarlo, hacerlo en buena compañía, o en la soledad más absoluta, con esto lo digo todo.


 HELADO DE CEREZA
INGREDIENTES
300 gr. de cerezas (previamente congeladas)
2 cucharadas de leche condensada
200 ml. de nata para montar (muy fría)
PREPARACIÓN
Tan sencillo como poner todo en el vaso de Thermomix, o procesador de alimentos que aguante el batido de hielo.
Programar:
1 minuto
Velocidad progresiva 5-10
Sacar todo a un recipiente con tapa y conservar en el congelador, si no se va a consumir en el momento.


BOMBA DE CHOCOLATE

INGREDIENTES
200 ml de nata 35 % materia grasa
3 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de azúcar de vainilla
30 ml de leche con 30 gr. de harina de maíz diluida
200 gr. de chocolate 52 % cacao (troceado o rallado)
10 galletas tipo Digestive, trituradas
harina
2 huevos
Aceite de girasol para freír 

PREPARACIÓN
Ponemos un cazo al fuego con la nata y los azucares, llevamos a punto de ebullición.
Cuando comience a hervir, incorporamos la leche con la harina de maíz desleida, sin dejar de remover, esperamos hasta que la mezcla espese.
Una vez que la mezcla tenga consistencia de crema, retiramos del fuego.
Incorporamos el chocolate rallado poco a poco, veremos como se funde, mezclamos bien, hasta tener todo el chocolate integrado en la crema.
Introducimos en una manga pastelera, en mi caso puse una boquilla especial para croquetas.
Cerramos la manga con una pinza y dejamos enfriar. Una vez fría o templada la crema, guardamos en el frigo (yo lo tuve toda una noche).

Formado de las bombas
Aquí os explico como hago yo siempre las croquetas.

Pongo tres recipientes en linea, el primero con harina, el segundo (un bol) con el huevo batido y el tercero con pan rallado o como en esta receta con la galleta triturada.

Tenemos los tres recipientes ya listos para realizar un trabajo en cadena.

Cortamos la punta de la manga pastelera , como he puesto boquilla un pelin más arriba de la salida, si no tenemos boquilla (no es indispensable), cortamos a la medida del grosor que queramos dar a nuestras croquetas (bombas en este caso).

Sobre el recipiente con harina, formamos una tira de masa, siempre con la manga.
Hacemos rodar el cilindro de masa por la harina, cortamos con una tijera las porciones de masa, aquí podemos elegir el tamaño que mas nos guste.

Impregnamos los cortes con harina, pasamos por el huevo batido y finalmente por la harina de galleta.
Colocamos las bombas en una bandeja, que llevaremos al congelador, una vez tengamos todas formadas.


Por último, a la hora de emplatar nuestro helado.
Tendremos la precaución de sacar el Helado de Cereza del congelador, mientras freímos las bombas, esto permitirá hacer las bolas más facilmente.
Las Bombas de Chocolate las freiremos en aceite de girasol muy caliente.
Servimos una bola de helado acompañado con una Bomba de chocolate caliente.
Seguro que el contraste frío caliente os gusta tanto como a mi.

28 de julio de 2014

Spanish pudding



Ya conocéis todos de mi manía de españolizar todo o casi todo, siempre en la medida de lo posible.

Hace unos días en un programa de cocina vi un plato que por lo visto pertenece a la gastronomía Británica.
El nombre gracioso "Sapos saliendo del agujero ". La verdad que el humor ingles siempre ha sido muy suyo y el nombre de esta receta no se si lo puso su inventor en un día que se paso de tomar pintas de cerveza o pertenece a ese humor que a veces solo ellos entienden.

Haciendo memoria, recordé que Jose en una entrada en su blog  " AISHA KANDISHA ", tenía una receta con este curioso nombre. Jose nos explica que el origen del nombre de esta preparación se debe a que originariamente en lugar de salchichas (que es con lo que se hace ahora), se usaban trozos de carne, que al sobresalir de la masa simulaban la cabeza de los sapos saliendo de su agujero. Bueno yo creo que hay que tener mucha imaginación para ver esto. Yo los sapos siempre los veo sacando sus grandes ojazos del agua, o como mucho sobre una hoja que flota en el estanque.

De cualquier modo a mi me parece un pudding, ya que la mayoría de los ingredientes así me lo indican.
Por lo tanto aquí os traigo mi versión españolizada de " Sapos saliendo del agujero "
En mi casa nos ha encantado, por lo que no descarto, que en un futuro, versione sapos, culebras o cualquier bichejo que ose salir de su agujero.


INGREDIENTES
3 chorizos frescos
6 butifarras blancas
500 ml. de leche
150 gr. de miga de pan atrasado
4 quesitos
4 huevos (L)
sal
2 cucharadas de aceite de oliva
queso rallado para gratinar


PREPARACIÓN
Utilizaremos pan atrasado.

  •  Retiramos la corteza al pan y troceamos la miga en lascas finas.
  • Ponemos los huevos, la leche y los quesitos en un vaso batidor. Batimos todo junto, hasta conseguir una mezcla homogénea. Comprobamos el punto de sal y si es necesario salamos.
  • En una fuente onda, ponemos el batido anterior y la miga de pan. Dejamos que la miga se empape bien del batido.
  • Troceamos los chorizos y las butifarras en rodajas de 1 cm. 1/2 de grosor.
  • Ponemos una sartén al fuego con el aceite. Freímos los embutidos. Escurrimos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180º.

  • Volcamos la mezcla de batido y miga en una fuente apta para hornear.
  • Distribuimos los embutidos equitativamente sobre la crema para pudding. Intentando que queden medio sumergidos en ella. Espolvoreamos con queso rallado.
  • Horneamos 30 minutos a 180º, o hasta que la superficie tenga un tono dorado.

Una buena ensalada, fruta fresca de postre y tenemos un menú completo.


22 de julio de 2014

Sopa de yogur de tomate



Por fin parece que el verano se ha instalado en nuestro país.
El calor nos hace que entrar en la cocina sea a veces un autentico suplicio.

Lejos de prescindir de nuestro rico y vitamínico gazpacho, podemos preparar otras variantes con el tomate que ahora está en plena temporada.

Como ejemplo valga esta sopa de Yogur de tomate, que parte de refrescante, aporta un producto lácteo que en la vida se me hubiera ocurrido mezclar con el tomate.

Esta receta la vi en un programa de Canal Cocina (recetas por 5 €),guiado en esta ocasión por Jesús Ramiro Flores.

Siempre que veo una receta que se salga de los cánones, me llama mucho la atención y esta sopa fría es una de ellas. Con ingredientes comunes y corrientes, que todos tenemos en casa habitualmente, podemos hacer una sopa diferente y original.

Os dejo la receta, sin muchas variaciones respecto a la original.


INGREDIENTES ( 6 raciones)
4 tomates maduros
2 yogures naturales
250 gr. de miga de pan
1 cucharadita de azúcar
sal
AOVE
leche (opcional)
fruta fresca y queso feta (guarnición)


PREPARACIÓN
Pelamos los tomates (escaldados o con un pelador), los reservamos troceados en un bol grande.

Añadimos los yogures y el resto de ingredientes, menos la fruta y el queso.
Dejamos macerar 1/2 hora más o menos.

Trituramos todo hasta conseguir una crema fina.

Filtramos la crema por un colador, para retirar los restos de pepitas del tomate.
Si vemos que esta demasiado espeso, añadimos un poco de leche, hasta conseguir la textura que nos guste.

Dejamos enfriar en el frigo hasta la hora de consumir.

Servimos en cuencos, platos, etc., decoramos con fruta fresca y queso feta.

Yo he elegido cerezas, melocotón y feta, pero la guarnición va en gustos y el queso se puede sustituir por queso de cabra o fresco. Sobre gustos no hay nada escrito y podemos aprovechar la fruta que tengamos en ese momento.

Para hacer el plato un poco más consistente, acompañamos con unos palitos de pan y finas lonchas de jamón.


Espero que os guste esta Sopa de Yogur de Tomate, diferente, original y altamente saludable.