21 de diciembre de 2014

Capuchino de foie & Parmentier




Todo el que me conoce y sigue el blog, sabe que participo en varios retos. La mayoría organizados por amigas bloguers.
En los últimos tiempos lamentándolo mucho he tenido que dejar de lado algunos de ellos.
Las circunstancias de la vida y mi tiempo, que se ha visto mermado por otras obligadas ocupaciones, me han hecho tener que aparcar mi participación mensual en varios retos en los que llevaba tiempo aportando mis recetas.
Llevo unos meses sin participar en el reto Cocinas del Mundo, pero en esta ocasión son dos buenas amigas las que capitanean el Reto Especial de Navidad de COCINAS DEL MUNDO.

Nieves y Elena desde su blog, LA CAJITA DE NIEVESELENA, nos invitan a preparar una receta de navidad de cualquier parte del mundo.

Mi receta no es típica de estas fechas, de ningún país en concreto, es una receta que en mi círculo de amigos ha gustado mucho por esta razón he querido compartirla con vosotros, por lo apropiada que es, para las fechas en que nos encontramos.

Para ser fiel al reto de Cocinas del Mundo, digamos que esta receta es una fusión de la cocina italiana en honor al nombre de la receta y francesa por las dos preparaciones que lleva,  mousse de foie y espuma de parmentier.

Nieves, Elena, como os prometí, os traigo una receta, que pese a ser inventada por mi y no pertenecer a la gastronomía navideña de ningún país en concreto, espero que os guste y con el nombre encaje dentro del Reto Cocinas del Mundo.



 INGREDIENTES
100 gr. de Mi-cuit de foie
100 gr. nata
1 yema de huevo

Parmentier
2 patatas
2 cucharadas de nata
1 nuez de mantequilla
1 clara de huevo apunto de nieve
sal
Reducción de Pedro Ximénez
Galletas saladas


 PREPARACIÓN
Troceamos el Mi-cuit de foie. Reservamos a temperatura ambiente.
Batimos con varillas manuales la nata y la yema de huevo

Ponemos al fuego un cazo con agua. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y colocamos sobre él, el recipiente donde tenemos el batido de yema y nata.
Sin dejar de batir ( suavemente), dejamos que la mezcla alcance temperatura. Con este paso conseguimos dos cosas, una, uperisar la yema de huevo y evitar posibles bacterias y otra que con el calor se funda e integre el mi-cuit de foie.

Añadimos el mi-cuit a trocitos, mezclamos bien, hasta conseguir una crema fina y sin tropezones. Comprobamos el punto de sal, si es necesario añadimos una pizca de sal.
Dejamos enfriar y guardamos en el frigo, cubierto con film transparente.

Una vez frío, lo batimos con unas varillas eléctricas y montamos hasta que quede con textura de mousse.

Metemos en una manga pastelera desechable y aguardamos en el frigo hasta el momento de montar el Capuchino.

PARMENTIER

Pelamos, lavamos y ponemos a cocer las patatas.

Cuando estén cocidas, las sacamos el agua de cocción, sin escurrir demasiado.
Depositamos las patatas cocidas en un bowl, las aplastamos con un tenedor o con un pasapurés.
Podemos hacer el puré de la forma que tengamos por costumbre, lo que si recomiendo es, no batir con batidora eléctrica, la patata  puede adquirir una textura gomosa y elástica, nada agradable al paladar.

Una vez tenemos el puré de patata ( lo más fino posible, sin tropezones), añadimos la nata,  mantequilla a temperatura ambiente y sal. Mezclamos con una espátula, dejamos enfriar cubierto con film.

Cuando el puré de patata este frío.
Montamos la clara de huevo a punto de nieve, mezclamos suavemente con movimientos envolventes con el puré de patata.
Introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada. Guardamos en frigo hasta el momento de montar el Capuchino.

* Sacaremos del frigo la manga con el parmentier, una media hora antes de montar.

MONTAJE DEL CAPUCHINO

En la base del recipiente elegido para servir, ponemos una parte de Crema de Foie , regamos un hilos de reducción de PX y cubrimos con el Parmentier. Decoramos nuevamente con hilos de PX.

Servimos acompañado de galletitas saladas, crackers, colines, etc..




NOTA
Se pueden preparar las dos cremas el día anterior, guardarlas en el frigo bien cerradas en las mangas pasteleras .
A la hora del montaje, tendremos la precaución de sacar de la nevera un rato antes, para a acentuar su sabor, que pierde intensidad con el frío.

17 de diciembre de 2014

Arroz a la cazuela #ProyectoRoca


Última imagen del año que le ponemos al libro, Las mejores recetas de mi madre de Joan Roca.
Llevo ya nueve meses participando en el #ProyectoRoca.
Cada mes un integrante del grupo selecciona una receta del libro, este mes le ha tocado turno a Beatriz de 2 MANDARINAS EN MI COCINA . Bea nos propone hacer un Arroz a la cazuela. Joan Roca nos explica en el comentario de la receta que el Arroz a la cazuela es el plato típico de los jueves en los restaurantes de Cataluña y que Monserrat  continúa cocinándolo en su restaurante.

Si leemos la receta del libro, es un arroz contundente en cuanto a proteína , pollo, conejo, costilla de cerdo, calamar, salchichas, gambas, menudillos del pollo, todo cocinado con un buen sofrito, además del arroz, resulta una nutritiva  cazuela de arroz.

Siguiendo la receta original, pero aligerando un poco la variedad de carnes que lleva la cazuela, este es el plato que ha salido de mi cocina


INGREDIENTES
300 gr. de arroz bomba
500 gr. de magro de cerdo
250 gr. de salchichas frescas
300 gr. de calamar
6 gambones
1 cebolla
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 dientes de ajo
1 tomate
hebras de azafrán
AOVE
sal
1 litro y 1/2 de caldo de ave


PREPARACIÓN
En una cazuela de barro, ponemos un buen chorro de aceite.
Cuando el aceite esté bien caliente, doramos la carne cortada en trozos pequeños, añadimos el calamar que igualmente lo habremos troceado. Dejamos cocinar unos minutos.

Cuando todos este bien dorado, añadimos las hortalizas picadas ( cebolla y pimientos), rehogamos unos minutos.
Machacamos el ajo y lo incorporamos a la cazuela.
Rallamos el tomate y rehogamos junto a todos los demás ingredientes.
Mientras tendremos el caldo calentando, en una cacerola aparte con la sal y las hebras de azafrán.
Incorporamos el arroz a la cazuela, rehogamos unos minutos, añadimos el caldo caliente.
Dejamos cocer, un par de minutos antes de terminar la cocción del arroz, colocamos los gambones sobre el guiso y terminamos de cocinar.

El arroz a la cazuela debe quedar caldoso y un poco entero, ya que se seguirá cocinando durante los 5 minutos de reposo.

Seguro que mis compañeros de proyecto nos dan otras versiones diferentes de este Arroz a la cazuela.

Sofía -MIL IDEAS MIL PROYECTOS
Beatriz -2 MANDARINAS EN MI COCINA
Palmira - COME CONMIGO
Marga - ACIBECHERIA
Alfonso - UN PADRE COCINILLAS
Carmen- YERBABUENA EN LA COCINA


15 de diciembre de 2014

Eggnog de Café ( Ponche de café )


MIELE, me ha felicitado las navidades con un obsequio.

Por parte de Miele una cafetera de juguete, super graciosa y por parte de café ILLY , un bote de café en grano Arábiga 100%.

El paquete no solo contenía los regalos a modo de felicitación navideña. Miele quiere que celebre las fiestas con ellos, invitándome a participar en un concurso en el que mostrar mi inventiva cafetera.

El premio una máquina de café Miele CM6 espectacular, seguro que junto con el café Illy, catalogado como el mejor café del mundo, el café en mi casa tomaría otra dimensión .

Mi propuesta para el concurso #retoMiele, es esta bebida de café, con una historia curiosa y con unos ingredientes sorprendentes.

Hay varias versiones de esta bebida,algunos la toman caliente y otros como en mi receta la tomamos fría, bien para acompañar a los postres o bien como como postre en si.  Eggnog ( huevos dentro de una taza pequeña ), se utiliza para brindar por la buena salud, durante el día de Navidad y la víspera de Año Nuevo( Wikipedia ). De origen Británico, pero popularizada por Estados Unidos, deriva de una bebida medieval Europea ( Posset), hecha con leche caliente.


INGREDIENTES ( 2 raciones)
1 huevo o la cantidad equivalente en huevo pasteurizado.
ralladura de 1/2 limón
1 cucharada de azúcar
100 ml de café expresso fuerte
20 ml de Brandy
Canela en polvo


PREPARACIÓN
Lo primero de todo es preparar un buen café, fuerte, con sabor. Para los que tomen café descafeinado, por descontado, es apto igualmente para hacer la receta.
Dejamos enfriar el café.
En un recipiente apropiado para batir, montamos el huevo ( yema y clara) con la ralladura de limón, usaremos unas varillas eléctricas, comenzando a poca potencia, para ir subiendo al máximo, poco a poco.
Batimos unos minutos hasta que el huevo monte y tengamos una crema blanca y espesa.

Incorporamos el azúcar sin de dejar de batir.
Cuando el azúcar esté completamente disuelta en la crema de huevo, poco a poco y sin de dejar de batir, añadimos en forma de hilo el café expreso ( frío), batimos nos minutos.

Servimos en copas, tazas, etc., espolvoreamos la superficie con canela en polvo.

Veremos como se produce la magia en la copa, se separan los ingredientes, quedando en fondo el café y en la superficie una deliciosa y dulce crema de huevo.

Pinchamos unas pajitas, un barquillo y listo un café diferente que seguro sorprende a más de uno.

Por mi parte os diré que a mi particularmente me ha gustado mucho, recomiendo servir acompañado de una cucharilla para rebañar bien la crema de huevo que esta deliciosa, una vez nos hayamos deleitado con el café.